Google+ Followers

Mostrando entradas con la etiqueta Entrevistas laborales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Entrevistas laborales. Mostrar todas las entradas

jueves, 9 de abril de 2015

Preguntas con las que miden tu inteligencia emocional en entrevistas de trabajo

Preguntas con las que miden tu inteligencia emocional en entrevistas de trabajo

Si ya vimos anteriormente cómo podían influir nuestras respuestas en las preguntas trampas de una entrevista de trabajo, ahora tenemos que tener en cuenta también, que hay preguntas con las que miden tu inteligencia emocional. ¿Qué es eso de la inteligencia emocional? Es el conjunto de habilidades psicológicas que nos permiten expresar nuestras emociones, y usarlas para determinar nuestro comportamiento.

¿Qué cosas te enfadan?

Hacer preguntas de inteligencia emocional ayuda a encontrar una persona que sepa reaccionar bien ante los imprevistos de los demás. Lo que buscan es una persona equilibrada, que no genere conflictos, y que sepa afrontarlos cuando los haya.

Por eso, ante todo, hay que responder con sinceridad, pero sin sobrepasar ningún límite. Así, si te preguntan qué cosas te enfadan, no es bueno decir efusivamente que te molesta mucho la impuntualidad, porque parecerá que eres inflexible ante la impuntualidad, por ejemplo, de un futuro cliente, e irás cabreado.

Una buena respuesta es que te enfada la poca comunicación entre los empleados. Tanto si buscan un entorno colaborativo, como si quieren algo de competencia entre trabajadores, una buena comunicación es fundamental, por lo que es bueno que sepan que te enfada el hecho de que no cuenten contigo, por ejemplo.

¿Cómo te ayudará este trabajo a conseguir lo que quieres?

La ambición tiene que ir también en su justa medida. No puedes decir que el trabajo te va a ayudar porque el sueldo es bueno, sino que ellos quieren saber qué puede aportarte de forma personal o de experiencia. Así, en este caso puedes decir que esperas que este trabajo te ayude a aprender a afrontar retos nuevos, o cómo manejarte ante situaciones diferentes.

Ellos quieren ver que estás buscando un bien mayor, no solo económico, sino también para tu perfil laboral. Pensar en el nuevo trabajo como una nueva oportunidad, te servirá. Nada de decir que este trabajo era la última salida, o que lo quieres porque es el  primer sitio de donde te han llamado.
¿Sueles ser una persona con poca o mucha energía?

Si dices que eres una persona con poca energía, quiere decir que te cansas rápido, mientras que si dices que tienes mucha energía, pueden interpretar que es muy difícil para ti tomarte las cosas con calma.  Por eso, debes responder a esta pregunta con mucho cuidado y meditando bien la respuesta.

Tómate tu tiempo, y responde algo que indique que eres una persona que tiene la energía suficiente como para tirar de los demás en caso necesario, pero que también sabe decir que no. Es importante no dejarse pisotear, y una respuesta débil también puede indicar eso.

¿Cuál fue la última vez que te sentiste avergonzado y por qué?

Este tipo de preguntas destapa mucho tu personalidad. Por ejemplo, si eres una persona tímida, te sentirás avergonzado por cualquier mínima situación, como por ejemplo, equivocarte al haber dado mal una dirección. También es una forma de saber cuál es nuestro nivel de tolerancia hacia ciertas cosas.

Aquí también puedes usar un doble juego, si la pregunta no es lo suficientemente precisa, y hablar sobre la vergüenza ajena, sobre cómo te da vergüenza que una situación salga mal cuando tú no tienes la culpa, o una analogía de cómo te tropezaste en el metro, y lo avergonzado que estabas cuando te miraron.
¿Qué haces para divertirte?

Sí, esto es fácil de deducir: intentan adivinar cuál es tu grado de responsabilidad. Si eres una persona que se toma en serio su trabajo, o si tu trabajo es algo accesorio. Hay que tener mucho cuidado, porque una persona que solo vive para su trabajo tampoco es bueno, porque puede llegar a obsesionarse con las cosas más pequeñas.

Entonces, ¿qué es lo que se debe contestar a esta pregunta? Sé sincero, y si te gusta ir a bailar, di que es uno de tus hobbies, pero que también tienes otros, como disfrutar de una buena revista o un buen libro, o escuchar música del tipo tal. Que se vea también que tienes una vida fuera del trabajo, que eres una persona divertida, independientemente de tu trabajo. En conclusión, que no te defina únicamente tu trabajo.
¿Hasta qué punto te es cómodo pedir ayuda a los demás?

Una persona que tiene mucho morro no es buena para un equipo, pero tampoco una que se obceca que en tener toda razón. Por eso, hay que responder algo que demuestre que eres capaz de pedir ayuda, que cuando tienes algún error, lo reconoces, y que sabes que los demás también son importantes para el conjunto del equipo.

Recalca tu independencia, pero también la importancia de un buen equipo a la hora de trabajar. Solo así puedes contestar bien a esta pregunta en una entrevista de trabajo. Que no se vea que eres muy dependiente, o que no eres capaz de trabajar en equipo.
¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

No, aquí no vale contestar que lo que más te gusta es tu sueldo, porque se espera que te guste tu trabajo. Esto es porque una persona a la que le encanta su trabajo, no estará trabajando nunca más, sino que se dedicará a su pasión. Pero no tienes que ser un lameculos, porque eso tampoco gusta.

Si ves que el puesto te queda un poco grande, recalca que te gusta aceptar nuevos retos, y que lo ves como una oportunidad para probarte a ti mismo, y a seguir evolucionando como persona. No des la impresión de que el trabajo está chupado, porque ningún trabajo puede ser así.


¿Qué cosas te hacen reír?

No, aunque el sarcasmo sea tu lengua materna, no debes pensar aquí en esas cosas. Si te gustan las comedias, aunque sean las comedias románticas, dilo. Mientras no sea algo ofensivo hacia otras personas, no pasa nada. Quieren saber si lo que tienen delante es una persona con sentido del humor, y si eres capaz de reírte de ti mismo.

Entonces, lo que buscan es alguien que se tome su trabajo seriamente, pero que no haga un drama cada vez que suceda algo, sino que se tome las cosas con humor y siga adelante con el proyecto. ¿Y tú? ¿Eres así?
¿Quién es tu mayor inspiración y por qué?

Esta pregunta dice mucho de ti, porque realmente estás hablando de la persona a la que quieres aspirar a ser. Si ahora mismo no se te ocurre nadie, busca una imagen, la de una persona que sabes que es constante y que te gustaría hacer su trabajo.

Explica que esa persona te motiva para mejorar en tu trabajo, y que siempre has pensando en él o en ella como un ídolo y un modelo a seguir. No intentes tampoco elegir una persona rimbombante que en realidad poco sabes de ella. Mejor elegir una persona sencilla, pero que sabes todo lo que ha trabajado.
¿Qué actividad diaria te supone una batalla interna?

Sí, es una forma de preguntarte sobre aquello que te pone de los nervios. Por ejemplo, que te atosiguen con los períodos de entrega, que la gente llegue impuntual. No tienes que ser demasiado duro de cara a los demás, intenta también ser crítico contigo mismo. Por ejemplo, el tema de levantarte con el primer despertador.

Destaca que a pesar de ello, trabajas constantemente para mejorar. Eso es lo que quieren ver, que aunque tengas una batalla interna, no te rindes y sigues luchando por ello.

Fuente: http://www.ocio.net/estilo-de-vida/preguntas-con-las-que-miden-tu-inteligencia-emocional-en-entrevistas-de-trabjo/10/