Google+ Followers

viernes, 29 de marzo de 2013

Carta de familiares de Susana Viau a Gabriela Cerruti


Carta de familiares de Susana Viau a Gabriela Cerruti/ 29 de marzo de 2013.

Señora Gabriela Cerruti:

La familia de Susana Viau (esposo, hijos y hermana) queremos contestar los dichos que usted ha vertido en Facebook y Twitter hablando sobre ella. En sus comentarios se faltó a la verdad al establecer un paralelo entre lo que usted llama "campaña" contra Horacio Verbitsky y "la disputa canallesca sobre la memoria de Susana Viau": la homologa a alguien con quien, como usted bien sabe, ella estaba enfrentada hace años y a quien consideraba, entre otras cosas, un cortesano del poder. Canalla es escribir lo que usted escribió sabiendo que ya no le podría contestar. Difícilmente sea casual que usted no se haya cansado de fatigar los programas donde se sometía y somete a la burla y el escarnio a otros periodistas opositores como ella.

Resulta paradójico que usted hable de una "disputa canallesca" por su memoria y a la vez ponga en su boca comentarios desfavorables contra el medio en el cual publicó sus notas hasta que debió dejar de escribir, medio con el que usted tiene sabidas diferencias, al igual que con el periodista Jorge Lanata. Dice dejar asqueada el periodismo; a nuestro entender, lo hace para introducirse en lo peor de la política, como estas operaciones en las que se que trata de sacar ventaja incluso de la muerte.

Conocemos bien el marco en el que se dio el encuentro azaroso que usted menciona, en el barrio de San Telmo, lugar en el que vivimos desde hace veinte años. Fue en un bar contiguo al centro cultural que usted dirige, espacio que ella nunca quiso frecuentar. Decimos azaroso porque en Twitter usted descalifica a alguien que se queja, precisamente, de que hable ahora que Susana no puede responderle, con las palabras: "Fue mi amiga. No tuya". Nos permitimos corregirla: Susana no la consideraba entre sus amigos.

Lo que usted llama "cuestiones mundanas" constituía, ni más ni menos, la ideología de Susana. Una unidad de ideas políticas que la mantenían en la vereda opuesta a la que usted ha elegido. Ella se consideraba opositora a este gobierno y era muy distinta a la conductora del proyecto político que usted defiende: sabía vivir, pensar y trabajar en disidencia.

Por eso queremos agradecer y no criticar a aquellos que, en las antípodas de sus convicciones, compartieron información, entrevistas, charlas, comidas, y sobre todo, respeto mutuo y muestras de afecto para con ella y nosotros.

jueves, 28 de marzo de 2013

Alfabetización siglo XXI


Alfabetización siglo XXI




  Por Adrián Paenza


Es un momento muy particular del país: entiendo que la noticia principal, tapa de todos los diarios del mundo, sea Bergoglio elegido Papa. De acuerdo. Pero el martes 12 de marzo se produjo un acontecimiento que no vivíamos desde hace más de 60 años: se convoca a un acto en la Casa Rosada para que una presidenta y un ministro de un área que nunca existió anuncien que hay un grupo de personas que está pensando el país que se viene. O, por lo menos, un país posible, el que nos gustaría ser.

Sí. Aunque parezca loco, por primera vez desde que yo recuerde, parece como que nos hemos decidido a que “no nos vaya saliendo ‘país’ a medida que lo vayamos viviendo”, sino que hemos decidido “planificarlo”. Una obviedad: planificar el futuro. ¿Qué país queremos ser? ¿Viviremos toda la vida pendientes de la ganadería y del campo?(1) No reniego de nuestros recursos naturales tradicionales: muy por el contrario. Pero teniendo tanto potencial, ¿podemos seguir dependiendo de si sube o no la soja?

Creo que podemos permitirnos ilusionarnos con algo más, pero para eso hacía falta dar un primer paso, un enorme primer paso, y eso fue lo que anunciaron Cristina Kirchner y Lino Barañao: aumentar el presupuesto de Ciencia y Técnica. Llevarlo del 0,65 por ciento del PBI que se invierte ahora al 1,65 por ciento.

¿Tiene noción usted de lo que significa este anuncio? Lo voy a poner en perspectiva: cuando elegimos presidente en 1999, voté a la Alianza porque –entre otras cosas– en la plataforma figuraba que si llegaban a ser gobierno aumentarían el presupuesto de Ciencia y Técnica de un 0,4 por ciento al 1 por ciento. Es decir, dos veces y media la inversión que se hacía hasta el momento. Yo me lo creí.

Cuatro meses después de la elección, Horacio Verbitsky y yo entrevistamos a Dante Caputo, quien había sido designado secretario de Ciencia y Técnica, el equivalente de lo que hoy es Lino Barañao, pero sin el cargo de ministro, con un rango muchísimo más inferior. Siempre creí que querían premiar a Caputo ofreciéndole algo, y como estaban todos los lugares ocupados y quedó libre Ciencia y Técnica, hacia allá fueron. Pero me desvié. Cuando le preguntamos si el aumento se haría por etapas y de dónde se conseguirían los recursos, Caputo me miró fijo y me contestó (sic): “Pero Paenza, usted sabe que esos números son imposibles. Es mucho dinero. Es un número inalcanzable”.

Es decir, tanto yo como todos aquellos que elegimos leer la plataforma de un partido para saber por qué habríamos de votar a unos y no a otros, fuimos virtualmente “estafados”. Peor aún: Caputo lo asumía con total naturalidad, como quien entiende que el arte de la política es engañar a quienes necesitan seducir para conseguir los votos. Una vez conseguido el objetivo, escaparse con el botín sin despeinarse.

Pero vuelvo al presente. Curiosamente, el anuncio reciente involucra –aproximadamente– multiplicar el porcentaje actual otra vez por 2,5 como en la época de la Alianza. Por supuesto, no sé cuál va a ser el futuro de este proyecto, pero si miramos lo que fue pasando en estos últimos nueve años en el país desde que los Kirchner están al frente del Poder Ejecutivo, tengo derecho a decir que me siento muy confiado. Por supuesto, ahora habrá que implementarlo y, sobre todo, financiarlo.

El país, de acuerdo con este plan, apunta hacia algunos objetivos muy concretos y estratégicos, pero yo me quiero detener en uno muy especial: la generación de software. Sígame por acá.

Una nueva definición

Supongamos que se diera este diálogo imaginario entre usted y yo:

–¿Cuál es su definición de la palabra “alfabeto”? –pregunto yo.

–Una persona que saber leer y escribir –contesta usted.

–¿Seguro? –repregunto yo.

–Mmmmm, sí... seguro –sigue usted, pero dudando un poco.

¿Dudaría? Es decir, ¿contestaría usted que una persona se define hoy como alfabeta si sabe leer y escribir? Creo que es fácil detectar que esa definición estaba bien hace 50 años... o 100 años, pero ¿y hoy? ¿Podría afirmar que una persona que solamente sabe leer y escribir es una persona preparada para enfrentar la vida sin dar ventajas como lo estaba hace un siglo? Ciertamente son condiciones necesarias, pero ¿suficientes?

Lea con cuidado los siguientes dos párrafos (que involucran viajar desde la “a” hasta la “z”) y yo la/lo reencuentro más abajo:

“Hoy nuestra sociedad está viviendo una nueva revolución, sólo comparable a hechos históricos como la invención de la imprenta:

a) teléfonos inteligentes,

b) libros electrónicos y lectores/tabletas para de esos libros,

c) comercio electrónico,

d) consolas de videojuegos,

e) centros de procesamiento de datos corporativos “en la nube”,

f) supercomputadoras para cálculos científicos,

g) fotografía digital,

h) edición de imágenes y edición de musical digital,

i) audio y video on line,

j) navegación guiada por GPS,

k) robots que suplantan a los humanos,

l) control de crucero adaptativo en automóviles,

m) sistemas de control en tiempo real en vehículos híbridos,

n) vehículos robotizados,

o) Internet,

p) correos electrónicos (e-mails),

q) motores de búsqueda,

r) redes sociales,

s) imágenes médicas digitales,

t) cirugías asistidas por computadora,

u) análisis de datos a gran escala que permiten la medicina basada en evidencias y la nueva biología,

v) hojas de cálculo y procesadores de texto,

w) revoluciones en control de inventarios, cadenas de producción y logística,

x) códigos de barras creados automáticdamente,

y) traducciones automáticas de lenguaje natural,

z) reconocimiento de voz.

Los que figuran arriba son los ejemplos más visibles.

Ahora, segundo párrafo: “Estos sistemas, herramientas y servicios pertenecen a un dominio muy vasto, que continúa creciendo, conocido bajo la denominación de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). Pero estas tecnologías no se limitan a esas aplicaciones y son en gran parte responsables de la revolución de la biología molecular, con impacto en la salud y la alimentación, o de que muchas industrias hayan mejorado sus productos y los han hecho más seguros y eficientes. Por ejemplo en la industria aeronáutica, el Boeing 787, conocido como Dreamliner, 20 por ciento más económico que los jets que lo precedieron, no se podría haber diseñado ni construido sin el concurso del software. Su predecesor, el Boeing 777, fue el primer avión cuya aerodinamia fue simulada completamente por computadora, sin la utilización de túneles de viento, y ha tenido apenas dos accidentes en 17 años de servicio. Las tecnologías de pronósticos meteorológicos descansan fundamentalmente en la potencia de cálculo y la eficiencia de los algoritmos programados para resolverlos”.

Me detengo acá: estos dos párrafos están extractados de un informe que preparó la Fundación Sadosky(2), y que está –en parte– inspirado en un reporte presentado a Obama y miembros del congreso norteamericano(3).

Es obvio que hay muchísimo para debatir porque esto recién empieza, pero propongo de entrada sumarme a lo que está sucediendo en el mundo: ¡hay que enseñar a programar en las escuelas! Sí, a programar. Y cuando digo escuelas, me refiero a las escuelas primarias y secundarias.

La pregunta que yo quiero hacerle a usted (y me la hago a mí también) es: “¿Queremos subirnos al siglo XXI o no?”. El propósito es empezar a discutir los cambios que debería sufrir (o disfrutar, para elegir un término mejor) el sistema educativo. Tal como está, no sólo atrasa, sino que corremos el peligro de quedarnos afuera de la nueva revolución. Y lo peor es que tenemos todas las herramientas para que eso no suceda. Continuará.

(1) Ni siquiera sé si esto es cierto todavía, pero si no lo fuera, siéntase libre de reemplazar donde dice “ganadería”/”campo” por lo que corresponda.

(2) La Fundación Sadosky, tal como ellos se presentan en su página web, “tiene por objetivo promover la articulación entre el sistema científico-tecnológico y la estructura productiva en todo el ámbito de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), a través de distintos programas y proyectos orientados a mejorar la competitividad y hacer llegar los beneficios de las TIC a toda la sociedad”.

(3) Reporte al Presidente y al Congreso de los EE.UU. “Diseñando un Futuro Digital”. Investigación y Desarrollo financiado con fondos federales en Tecnologías de la Información y Comunicación. Consejo Presidencial de Asesores en Ciencia y Tecnología. Diciembre 2010.
 

martes, 26 de marzo de 2013

Caza de brujas




OPINIÓN LANATA
Caza de brujas
POR JORGE LANATA

22/03/13
La caza de brujas duró desde la Bula “Summis desiderantes afectivus” en 1484 hasta la Bula Pro Formandis en 1657. Para Jack Holland, en “Una breve historia de la misoginia”, la cantidad de mujeres quemadas por brujas varía de 60.000 a 2 y 5 millones, según las fuentes. Es una paradoja que quien desató la caza de brujas en la historia, la Iglesia católica, sea ahora quien la sufra.

Las brujas se cazan en la niebla y, si no hay, nada mejor que provocarla para que oculte la cacería. La reacción del Gobierno frente al nombramiento de Bergoglio no sólo fue patética por el repentino cambio de posición, que provocó vergüenza ajena: también lo fue porque se basó en datos que fueron desmentidos por sus propios protagonistas. Y, en verdad, resultó ser un boomerang fatal: a los supuestos secuestrados por la delación del Papa le aparecieron decenas de otros a los que el Papa había ayudado.

“Nosotros nos fuimos de Buenos Aires aproximadamente en 1975”, me dijo en la radio el cura Enrique Martínez, de la parroquia Anunciación del Señor de La Rioja, salvado por Bergoglio.

- El era muy amigo de Angelelli, ¿no?

(Obispo local asesinado por la dictadura en 1976) -Eran amigos, sí, inclusive más... ahora que ya está lejos no le va a dar enojo que cuente que Bergoglio nos bancó de su bolsillo los gastos de nuestra estadía mientras estábamos ocultos en Buenos Aires - ¿Y qué pasó cuando te enteraste de las acusaciones?

-Mirá…las tomo como de quien vienen… son totalmente infundadas. No puede ser que un tipo entregue a dos compañeros y proteja a tres extraños como éramos nosotros… El testimonio de Martínez fue ratificado por Miguel La Civita, actualmente párroco en Villa Eloísa, cerca de Rosario en dialogo con Clarín: “Ayudó a mucha gente a salir del país, gente que pasaba por el Colegio Máximo haciendo retiros, aparentemente. Pero se sabía que era porque necesitaban esconderse, era algo normal. Recuerdo que al padre Vicente Ramos, jesuita, le decía que debía irse e incluso nos pidió que lo ayudáramos a convencerlo. Terminó radicándose en Uruguay, en un pueblito cercano a Brasil.

La difundidísima denuncia de Yorio y Jalics hecha por Horacio Verbitsky fue desmentida, durante la semana, por el propio Jalics que dijo: “Estos son los hechos: no fui denunciado por Bergoglio ”.

El domingo 17 de marzo su compañero de Página 12 Santiago O’Donnell, avergonzado por la situación, publicó una nota autocrítica. Pero le cambiaron el título, aunque se trataba de una columna de opinión.

“Mi columna se llamaba “Perdón” y no “Dudas”. Me cambiaron eso sin avisarme. Subiré al blog el original. Disculpen”, twitteó el mismo domingo, “Si uno mete la pata hay que pedir perdón ”. La actitud de Verbitsky fue exactamente la contraria: ratificó la información desmentida por su protagonista, y la amplió: “Otros dos curas, Luis Dourrón, que luego dejó los hábitos, y Enrique Rastrellini, también actuaban en el Bajo Flores. Bergoglio les pidió que se fueran de allí y cuando se negaron hizo saber a los militares que no los protegía más, y con ese guiño los secuestraron”.

Al día siguiente Rastrellini estuvo con Santo Biassati en la pantalla de TN: sólo tuvo palabras de agradecimiento para el Papa.

El problema de subirse al ropero a dictar clases de moral es que somete a uno al espejo.

Horacio Verbitsky fue, a los 23 años, a trabajar con su papá Bernardo a la redacción de la revista Confirmado, dirigida por Jacobo Timerman. En el staff del número del 26 de agosto de 1965 figura como último en la línea de redactores. Y logró allí una carrera ascendente: en el número del 11 de agosto de 1966 ya figura como jefe de Redacción. Lo curioso es que Confirmado fue, como definió Hugo Gambini en 2003 en La Nación, “el buque de guerra que más bombardeaba al gobierno”. La revista de Timerman tenía el único objetivo de derribar el gobierno constitucional de Arturo Illia, y lo cumplió. Confirmado apoyaba con total descaro al general Onganía como única tabla de salvación posible ante la lentitud y la inoperancia de los radicales. Fueron justamente Confirmado y Primera Plana quienes bautizaron a Illia como “la tortuga” y destacaban el papel político de las Fuerzas Armadas.

Verbitsky hijo era su jefe de Redacción.

Por confesiones públicas del propio Verbitsky sabemos que dejó de pertenecer a los Montoneros en 1977. Varios trabajos que analizaron la guerrilla en Argentina lo muestran como el segundo hombre en Inteligencia de la organización, después de Rodolfo Walsh. Curiosamente, Walsh fue asesinado y Verbitsky ni siquiera salió del país: se mantuvo con su nombre y documento real durante toda la dictadura en Buenos Aires. Hace un tiempo este dato trascendió en medio de una polémica con Marcos Aguinis, que incluyó un cruce de cartas acusatorias con Pedro Güiraldes, hijo del comodoro Juan José Güiraldes, (a) “El cadete”.

“Mi padre y Verbitsky se apreciaban y respetaban, coincidían en algunas cosas –dijo Güiraldes a Clarín– y pensaban distinto en otras. Sus contactos eran la continuidad de la amistad de mi padre con Bernardo, padre de Horacio, y su relación profesional comenzó a mediados de los años sesenta. Me consta que Horacio colaboró con mi padre en el libro “El poder aéreo de los argentinos”, y también en la corrección de discursos del jefe de la Fuerza e integrante, claro de la Junta Militar, porque mi padre me lo comentó específicamente”.

“Mostremos también que nuestras almas no se han contaminado con la pestilencia de lo que debimos limpiar ”, dijo el brigadier Agosti al transmitir el cargo de jefe de la Fuerza al brigadier Graffigna, en un discurso”.

¿Lo habrá escrito Horacio o El Cadete, o ambos?

En plena dictadura y en horario de oficina, Verbitsky concurría a la oficina de Güiraldes frente al parking de la Fuerza Aérea.

“En la oficina de mi viejo funcionaba el lobby militar ”, recuerda Pedro, el hijo de Güiraldes.

La oficina quedaba en Paraguay 727, quinto piso A y el teléfono era 31-3503.

La participación de Verbitsky en el libro “El poder aéreo de los argentinos” es pública, y el libro puede consultarse al día de hoy en la Biblioteca del Círculo Aeronáutico. Está editado el 31 de mayo de 1979, y allí dice el Comodoro: “Este libro no hubiera podido llegar a las prensas de no haber recibido permanente aliento y la eficaz colaboración de Horacio Verbitsky ”. Está editado por la Dirección de Publicaciones de la Fuerza Aérea.

El papa Francisco fue elegido el 13 de marzo. Al día siguiente, si uno buscaba “Horacio Verbitsky” en Wikipedia, decía: “Hacia marzo de 2013 se convirtió en el periodista más consultado del mundo respecto del nuevo Papa, Jorge Bergoglio”. ¿Lo habrá actualizado él mismo tan rápido? ¿Será todo esto una cuestión de vanidad?

Investigación: JL / María Eugenia Duffard / Amelia Cole

lunes, 25 de marzo de 2013

24 de marzo de 1976 MÁS PREGUNTAS QUE RESPUESTAS


24 de marzo de 1976
MÁS PREGUNTAS QUE RESPUESTAS

 Es muy difícil, después de más de treinta y cinco años, decir algo —o escribir, en este caso— sobre el nefasto golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 y no caer en la redundancia o aportar algún dato nuevo.


    Sin embargo, para quien suscribe, a pesar de haber pasado tanto tiempo, existen algunas preguntas a las que todavía no he podido encontrar respuestas. Estas preguntas devienen de un pensamiento filosófico que es “historia no comprobable”. Historia no comprobable sería, por ejemplo, preguntarse qué hubiese pasado si Herminio Iglesias no hubiese quemado el ataúd en el acto de cierre de campaña de octubre de 1983. Seguramente, y esto sería lo no comprobable, la fórmula Luder-Bitell habría resultado vencedora.
    Y aquí surgen mis primeras preguntas: ¿Qué medidas hubiese tomado el gobierno Justicialista con los responsables del “proceso”? ¿Se habrían animado a enjuiciar y enviar a prisión a los genocidas cuando todavía tenían las armas en sus hombros? Y con los guerrilleros ¿qué hubieran hecho?
    Vale recordar, que la plataforma política del Justicialismo proponía una especie de indulto implícito o encubierto o de hecho o como más le guste llamarlo, tanto para los militares como para los subversivos; esto abre otra incógnita: ¿No hubiese sido “olvido y perdón”?
    Pero, lamentablemente, aquí no terminan mis preguntas sin respuestas. También me gustaría saber qué tendrían que haber hecho las fuerzas de seguridad (Ejercito, Gendarmería, Policía, etc.) en los años 1973, 74, 75, 76; ¿Permitir que se realicen atentados involucrando a gente inocente y quedarse de brazos cruzados?
    Volviendo a la historia no comprobable, supongamos que los “revolucionarios” hubiesen resultado vencedores en su “lucha armada”, ¿No hubiesen tomado el poder por la fuerza al igual que los militares? Y eso, ¿No sería también un gobierno de facto o una dictadura como la que estamos criticando?
    Pero esta pregunta sin respuesta me lleva a otra un tanto mas profunda: ¿Qué hubiesen hecho —siempre siguiendo con la historia no comprobable— los extremistas (en caso de haber vencido, por supuesto) con los militares? ¿No tendríamos otro tipo de desaparecidos?
    Por ultimo, quisiera que el lector reflexione y se haga a sí mismo las siguientes preguntas: ¿Los terroristas, no secuestraban, no mataban, no torturaban, incluso a personas inocentes? Por otro lado, ¿Cuál era el sentimiento de la gente, en su gran mayoría, en ese momento?
    En este punto, me siento en la obligación de aclarar (en el caso que haya algún lector distraído o malintencionado) que bajo ningún punto de vista se pueden justificar las atrocidades que se cometieron en nombre del “Proceso de Reorganización Nacional”, pero tampoco se pueden olvidar actos criminales cometidos por el otro bando.
    Hoy, ya a la distancia, parecería que unos fueron los buenos y otros los malos, especialmente después de la asunción del ex Presidente Néstor Kirchner, quien en el año 1983 formaba parte del mismo Justicialismo que proponía perdonar y olvidar a ambos bandos y del mismo Justicialismo que en el año 1990 indultó, también a ambos bandos; y cuyo acto “progresista” más audaz fue descolgar un cuadro y rodearse de ex terroristas, premiándolos con ministerios, asesorías, bancas en el Congreso y otros puestos, cuando deberían estar tras las rejas junto con los militares del proceso.

Pablo Dócimo

COLABORACIONISTAS K


COLABORACIONISTAS K
Por Guillermo Cherashny
El presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, el radical Julio César Martínez, denunció que el Director Nacional de Inteligencia Estratégica Militar, Carlos Aníbal Aguilar, se desempeñó como PCI (Personal Civil de Inteligencia) de la Fuerza Aérea durante el período 80-83, es decir, en el proceso militar. El mismo Aguilar confirmó la acusación diciendo que era un simple analista de estrategia. Lo que olvida decir este personaje es que, por aquel entonces, trabajó codo a codo con el presidente del CELS, Horacio Verbitsky, mano derecha de Rodolfo Walsh en Montoneros. Pero a diferencia de éste, que murió en combate, el mercenario kirchnerista de Página 12 colaboró con las autoridades militares y delató a sus compañeros, trabajando para la Jefatura II de Inteligencia de la Fuerza Aérea. Verbitsky dependía del entonces joven brigadier Basilio Lami Dozo, a propuesta del comodoro Juan José “Cadete” Güiraldes. En realidad, Verbitsky ya había trabajado para la Fuerza Aérea durante el gobierno de Juan Carlos Onganía, por haber tenido una participación importante en la gestación del golpe contra Arturo Illia desde sus columnas del semanario Confirmado.
El verdadero ministro
En realidad, el factotum del CELS es el verdadero ministro de Defensa, porque la titular formal en ese momento ( Hoy Ministra de Seguridad), Nilda Garré, está manejada por el delator. Martin Andersen, el famoso periodista americano autor de Dossier Secreto -un libro sobre la guerra sucia en Argentina- y ligado al partido Demócrata, dice que Verbitsky “era un montonero de poca monta o un delator”, aunque según nuestras fuentes podría ser las dos cosas a la vez, por algo Martín Grass, hoy Subsecretario de Derechos Humanos, siendo oficial montonero, viajó a Perú en junio del 76 para ejecutar la sentencia de muerte contra Verbitsky ordenada por la conducción de esa organización. Pero terminó perdonándole la vida. Como reconocimiento, Verbitsky le pagó a Grass con la Subsecretaría de Derechos Humanos.
En cuanto a la Ministra Garré, su vida apacible durante el proceso es motivo de sospecha, ya que, siendo la esposa de Juan Manuel Medina, vivió en total tranquilidad del 76 al 83 y una sola vez fue detenida por un día para disimular. Lejos de esconderse, en pleno proceso se mostraba públicamente, haciendo política en las cercanías del entonces presidente del PJ, Deolindo Felipe Bittel. Se supone que debería aparecer en la lista de espías del batallón 601 recientemente difundida. Pero claro, obviamente ella se pudo tachar.
Lo importante es que volvió la delación en el interior de las Fuerzas Armadas. Especialmente en el Ejército, con casos como el pase a retiro del general Hernán Prieto Alemandi por una supuesta reunión con Julio Cobos. Se trata de la misma metodología que el gobierno, a través del proyecto del diputado Alejandro Rossi, trata de imponer en la justicia, por el delito cometido por algunos jueces al emitir fallos contra el gobierno. Los kirchneristas saben que si les pierden el miedo están liquidados.
Por Edgardo Arrivillaga comentando una nota de Cherassny y fuentes propias.
harrymagazine.com

domingo, 24 de marzo de 2013

1976: las "otras" cartas de Rodolfo Walsh





Por Claudia Peiró cpeiro@infobae.com

El texto que el escritor envió a la Junta Militar en el primer aniversario del Golpe del 76 ha sido ampliamente difundido, a diferencia de otros escritos suyos que apuntaban a la responsabilidad de la guerrilla.

El “relato” dice que Rodolfo Walsh fue asesinado por haber osado denunciar a la dictadura de 1976 en aquella famosa Carta Abierta del 24 de marzo de 1977. Pero, aunque sin duda ése era motivo suficiente para convertir al periodista y escritor en blanco de la represión ilegal, la verdad es otra.

Y, en momentos en que diversas vertientes de una izquierda hipócrita y desmemoriada se preparan una vez más para condenar sin autocriticarse ni asumir responsabilidad alguna en los acontecimientos que ensangrentaron al país, es oportuno volver sobre las verdaderas circunstancias que rodearon la muerte de Rodolfo Walsh.

El periodista y escritor era en aquel tiempo miembro de la organización Montoneros y, como tal, se cansó de advertir a sus camaradas que la estrategia del grupo era equivocada y suicida. No sólo eso: también elevó a la conducción –Mario Firmenich y otros- una propuesta de ofrecimiento de paz, de cese de las acciones armadas y de repliegue organizativo que, de haber sido aplicada, habría evitado muchas muertes inútiles.

Las lúcidas advertencias de Walsh están contenidas en una serie de documentos internos elevados a los jefes Montoneros. Por ejemplo, el 11 de noviembre de 1976, escribía autocríticamente: “Después del 24-3-76 (…), decidimos que las armas principales del enfrentamiento eran militares y dedicamos nuestra atención a profundizar acuerdos ideológicos con la ultraizquierda”.

En el mismo documento, subrayaba el hecho de que la dictadura –contra lo que hoy podría pensarse escuchando tantas encendidas proclamas contra el Golpe del 76- no estaba políticamente aislada en el país, sino que contaba con muchos apoyos: “No es cierto que haya fracasado el aperturismo [del Proceso]. Ejemplos: el PC [Partido Comunista] no participa en los conflictos, mientras negocia con el gobierno a través del Partido Intransigente y le paga viajes a Lázara y García Costa para que viajen al Congreso de la Internacional Socialista a defender a Videla; la UCR no rompe a pesar de todos los agravios, incluidos Solari Irigoyen y Amaya1; la reacción de la Iglesia es tibia comparada con todo lo que han hecho y con los episcopados de Chile y Brasil, donde por mucho menos se enfrentan abiertamente con las dictaduras”.

“No es cierto que no tengan armas políticas –insiste más adelante. Hacen toda clase de esfuerzos para no enajenarse a los partidos y a la burocracia sindical y logran resultados. La burocracia los ayuda a pasar la prueba de la OIT. Osella Muñoz y Vanoli se niegan a declarar por los derechos humanos en EEUU. Los radicales tienen varios embajadores (…). Ellos hablan con todos los que nosotros dejamos de lado para irnos a discutir con el ERP y el PC.”

Walsh destaca en ese mismo documento que la dictadura tampoco estaba aislada en el mundo, donde contaba con el curioso respaldo del bloque comunista: “Hay un notable exceso de optimismo. Al enemigo la situación internacional lo mejora. Consigue créditos para su objetivo inmediato de refinanciar la deuda y mantiene excelente relación con el bloque soviético que con su importancia los salva en el sector externo. La exposición soviética en Buenos Aires muestra que no se trata de coletazos de la relación con Gelbard sino de una política que se mantiene con el actual gobierno”.

Augura un uso político de los derechos humanos

Y a continuación, agrega algo muy significativo: “Ya dijimos que no los vemos aislados a ellos [en el plano internacional]. Sobre derechos humanos, queremos agregar que es cierto que han perdido muchos puntos, pero esto forma parte de una política del imperialismo, que aprieta con dos pinzas: la económica y la de los derechos humanos, para mejor someter a nuestros países. Los mandan a matar y después aprietan. Además ahora van a institucionalizar los derechos humanos, creando comisiones dirigidas por ellos, para regular las denuncias como mejor les convenga”.

Walsh no elude la autocrítica sobre el accionar armado: “Nuestras armas también son violatorias de las convenciones internacionales”. Y hace también referencia a la actitud de las organizaciones guerrilleras respecto al golpe, una verdad que contrasta con la versión interesada de sus voceros supérstites de hoy, de oponentes a la dictadura: “Falta una autocrítica en serio, porque nosotros dijimos en 1974, cuando murió Perón, que queríamos el golpe para evitar la fractura del pueblo y, en 1975, que las armas principales del enfrentamiento serían las militares”.

El 13/12/76, ya Rodolfo Walsh empieza a esbozar lo que es su propuesta para sacar a la organización de la situación desesperada en que se encuentra y evitar un número cada vez mayor de bajas. En la serie de puntos elevada al Consejo (es decir, a la jefatura de la guerrilla), partía del reconocimiento de “que las OPM [organizaciones político militares] han sufrido en 1976 una derrota militar que amenaza convertirse en exterminio”.

Por lo tanto, proponía un repliegue estratégico, resistencia en lo táctico, mimetizarse en el peronismo, “retirar del territorio nacional a la Conducción Estratégica y a las figuras ‘históricas’” para reducir el riesgo de su captura o muerte,  “definir la seguridad individual y colectiva como criterio dominante”, para lo cual era necesario flexibilizar el funcionamiento de la organización tendiendo a una mayor autonomía de cada célula, para limitar el riesgo de captura – delación – captura…

Es llamativo que, de todo lo que Walsh propuso, lo único aceptado por los jefes montoneros fue  su propia retirada del territorio nacional –marcharon a Europa donde se pusieron a salvo de la persecución- mientras que la seguridad individual que él quería poner como prioridad fue desatendida y se mantuvo el funcionamiento demencial que llevaba a las caídas en cadena.

Precisamente de ese encadenamiento infernal fue víctima Rodolfo Walsh, a quien no fueron a buscar a su casa por escribir una carta –no puso en la misma su remitente, ya era un militante clandestino para ese entonces- sino que fue abatido en una cita “cantada”.

Evitar más muertes

La propuesta que había formulado para poner fin a la lucha armada y sacarle el cuerpo a la represión, y que la conducción montonera desdeñó, habla a las claras de la lucidez del autor de Operación masacre. De haberse adoptado, muchas personas se habrían salvado, lo cual explica en buena medida la oscuridad en la cual los exégetas deshonestos de Rodolfo Walsh han mantenido estos escritos, reduciendo su pensamiento y bastardeando su memoria.

El documento “Aporte a una hipótesis de resistencia”, fechado el 2 de enero de 1977, sugería que Montoneros hiciese un “ofrecimiento de paz”, reafirmando la justicia de su lucha pero reconociendo la derrota militar. Su propuesta era que “ambas partes” reconociesen “la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la vigencia de sus principios bajo el control internacional” y que “ambas partes” también reconociesen que “el futuro del país debe resolverse por vías democráticas”.

 “Lo primero, escribió Walsh, implica por parte del gobierno militar el cese de fusilamientos ilegales y torturas, la publicación de la nómina de detenidos, la vigencia del recurso de Habeas Corpus y el restablecimiento de la opción para abandonar el país para los detenidos no procesados”. Y por parte de Montoneros, implicaba “el cese de toda acción militar antipersonal y el uso de las armas solamente en defensa de la vida o la libertad”.

En un documento fechado el 5 de enero de 1977, Walsh advirtió que “en el último trimestre de 1976 el número de muertos en el campo popular osciló entre 200 y 300 por mes”.

En la célebre Carta Abierta a la Junta Militar, Walsh ya denunciaba “quince mil desaparecidos, diez mil presos, cuatro mil muertos, decenas de miles de desterrados” que eran “la cifra desnuda del terror”. “Colmadas las cárceles ordinarias, crearon ustedes en las principales guarniciones del país virtuales campos de concentración donde no entra ningún juez, abogado, periodista, observador internacional. El secreto militar de los procedimientos, invocado como necesidad de la investigación, convierte a la mayoría de las detenciones en secuestros que permiten la tortura sin límite y el fusilamiento sin juicio”, acusaba.

Pero la lectura de los otros documentos que en paralelo estaba escribiendo, permite decir que, si sus propuestas no hubiesen sido desoídas, otra habría sido la suerte de muchos de los militantes cuyos nombres integran hoy la nómina de los desaparecidos.

Estas otras cartas actúan como un revelador sobre la placa del escenario del 76, desnudando complicidades y fallos de buena parte del arco político en el pasado, y sus imposturas en el presente.

1Dirigentes radicales secuestrados, el segundo murió por los malos tratos recibidos en cautiverio



sábado, 23 de marzo de 2013

EL PRIMER MILAGRO DE FRANCISCO, convirtió a los K en Panqueques






Los panqueques son muy famosos en Argentina, especialmente aquellos rellenos de dulce de leche, es un postre típico que aparece en la mayoría de las cartas de los distintos restaurantes. Algunos son algo borrachitos, pues llevan alcohol otros se sirven espolvoreados con azúcar glasèe o impalpable; pero todos llevan dulce de leche y los más golosos los piden con doble ración.
También se les dice panqueques a las personas que cambian de opinion muy rapidamente por conveniencia u otros motivos.
Un claro ejemplo son muchos funcionarios del gobierno argentino y sus periodistas amigos.



Son pequeños ejemplos,hay que sumarles los de profesor piquetero pro irani Luis D Elia,y Hebe de Bonafini




Sucedió también en marzo, pero del año 1815. Confinado a una isla del Mediterráneo tras su primera abdicación, Napoleón decide escapar y regresar a Francia.


11 de marzo: "El tigre ha sido visto en Gap. Las tropas avanzan para detener su marcha. Concluirá su miserable aventura como un fugitivo en la montaña”.

12 de marzo: “El monstruo avanzó hasta Grenoble”

13 de marzo: "El tirano esta en Lyon. Cunde el pánico ante su aparición"

18 de marzo: "El usurpador se arriesgó a acercarse a 60 horas de marcha de la Capital"

19 de marzo: "Bonaparte avanza a gran velocidad, pero es imposible que llegue a París”

20 de marzo: "Napoleón llegará a las murallas de París mañana"

21 de marzo: "El emperador Napoleón está en Fontainebleau"

22 de marzo: "En la tarde de ayer, Su Majestad El Emperador hizo su entrada pública y llegó a las Tullerías. ¡Nada puede superar la alegría universal! ¡Viva el Imperio!"

Las cronicas de la epoca no dicen si Napoleon al ver los diarios gritaba enajenado: Los diarios mienten.

lunes, 18 de marzo de 2013

Informe secreto K para bloquear la elección de Bergoglio


Exclusivo: por qué fracasó un informe secreto K para bloquear la elección de Bergoglio
 El dossier, escrito en español, llegó a ciertos cardenales a través de uno de ellos con el fin de desprestigiar al argentino. Por Román Lejtman.


   
Román Lejtman Especial para El Cronista


El Vaticano confirmó que la diplomacia argentina en Italia redactó y distribuyó entre ciertos cardenales un dossier sucio para bloquear la posible designación de Jorge Mario Bergoglio como sucesor de Benedicto XVI. El dossier sucio, entregado a los cardenales antes del cónclave para designar al nuevo Sumo Pontífice, se urdió sobre las notas escritas por el periodista Horacio Verbitsky denunciando la presunta complicidad de Bergoglio con la última dictadura militar, pese al fallo definitivo de la justicia federal en la causa ESMA que desestimó esa acusación por falta de pruebas. El dossier sucio estaba escrito en español, llegó a ciertos cardenales a través de uno de sus colegas y tenía la finalidad de desprestigiar a Bergoglio para que no accediera al Papado.


En el Vaticano aseguran que la falsa denuncia contra Bergoglio fue cocinada por un diplomático argentino de apellido histórico en el peronismo, tramada por un legislador nacional vinculado a los organismos de Derechos Humanos y filtrada a los electores del futuro Papa por un cardenal que conoce las desavenencias entre Francisco y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.


El dossier sucio es un refrito de una serie de notas de Verbitsky asegurando que Bergoglio, como Provincial de la Compañía de Jesús durante la Dictadura, empujó la desaparición de los sacerdotes Orlando Yorio y Francisco Jalics, que cayeron en la ESMA por su trabajo pastoral en la villa de Flores. Los autores materiales del dossier, a sabiendas y negando la verdad histórica, evitaron agregar en su panfleto diplomático que Bergoglio enfrentó la acusación durante una comparecencia como testigo que se formalizó en el Arzobispado, duró cuatro horas y ocurrió ante los jueces Germán Castelli, Daniel Obligado y Ricardo Farías, miembros del Tribunal Oral Federal Nº 5 que entendía en la causa ESMA.


“Es totalmente falso decir que Jorge Bergoglio entregó a esos sacerdotes. Lo analizamos, escuchamos esa versión, vimos las evidencias y entendimos que su actuación no tuvo implicancias jurídicas en estos casos. Si no, lo hubiésemos denunciado”, explicó el juez federal Castelli, cuando se le preguntó sobre la responsabilidad de Bergoglio en la desaparición de Yorio y Jalics. Y agregó: “No juzgamos si Bergoglio pudo haber sido más o menos valiente. La pregunta es si entregó sacerdotes o no. Y coincidimos en que no hubo razones para que lo denunciáramos”.


El fallo definitivo en la causa ESMA, ocurrido a fines de 2011, terminó con las versiones que se publicaron acerca de la complicidad de Bergoglio con la dictadura. Sin embargo, ni el gobierno, ni el aparato oficial de prensa, recordaron la sentencia que condenó a Oscar Montes, Alfredo Astiz, Jorge Acosta, Antonio Pernías y Ricardo Cavallo, por el secuestro de Yorio y Jalics y la violación de los derechos humanos de otras 84 víctimas. Fue un triunfo de la democracia contra la impunidad y la muerte, pero también contra la falacia de una versión que fue rechazada por los tribunales.


El dossier sucio de la diplomacia argentina fue avalado por los sectores más conservadores de la Curia, que observaban a Bergoglio como un cardenal con vocación para investigar la corrupción en el Banco Vaticano y expulsar a los integrantes de la Iglesia acusados de pedofilia. No sirvió de nada: al Vaticano llegó rápidamente el fallo de la ESMA, y la minúscula operación del gobierno se encendió antes de la Fumata Blanca.
Conjurada la maniobra urdida en Buenos Aires y Roma, el Vaticano decidió terminar con la denuncia sin sustento probatorio, y ordenó que el vocero del Papa rechazara las acusaciones basadas en las notas periodísticas que ya han sido desmentidas por Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz, Graciela Fernández Meijide, ex secretaria de la CONADEP y Julio Strassera, ex fiscal en el Juicio a los Ex comandantes.


El Papa Francisco cumplirá el protocolo y hoy se sacará la foto de ocasión con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el canciller Héctor Timerman, el embajador ante el Vaticano, Juan Pablo Cafiero, y la comitiva oficial. Se tomará su tiempo para reemplazar al cardenal Leonardo Sandri, actual prefecto de la Congregación para la Iglesias Orientales, aunque su suerte también ya está echada. Francisco perdona, pero no olvida.

domingo, 17 de marzo de 2013

Compañero Papa



Compañero Papa


POR ALEJANDRO BORENSZTEIN


16/03/13
Antes que nada Su Santidad, felicitaciones. No sabe lo contentos que estamos en el kirchnerismo por su designación. Chochos.

Mucho no se nota porque somos gente sencilla, poco amigos de lo emotivo. Nos gusta el perfil bajo, no somos sensibleros ni tenemos el llanto fácil. Y la verdad es que nos agarró de sorpresa. Pero le prometemos que vamos a sumarnos al festejo de todo el pueblo argentino. Prontito nomás.

En cuanto nos bajen la dosis de Alplax y nos den el alta.

Al final, Usted y los kirchneristas nos parecemos: Usted pasó a ser el representante de Dios en la Tierra, y nosotros somos los representantes de Él. Y ahora también de Aquel (¿ya le avisaron que Aquel es el bolivariano, no?).

Al principio nos descolocó un poco su primer mensaje: “Austeridad y humildad”. Caramba, que contrariedad. “Despilfarro y soberbia” nos calzaba mejor, pero bueno… vamos a tener que reconvertir a todo el kirchnerismo. Para nosotros sería como pasar de nafta a gas, vio? ¿Podemos ir haciendo una transición suave?

Tampoco queremos que usted tenga una falsa impresión de nosotros. Si bien ni Él ni Ella jamás le fueron al Tedeum en la Catedral, ni los 9 de Julio ni los 25 de Mayo, le juro que no fue nada personal. Lo que pasa es que entre una cosa y la otra, se les complicaba. Además siempre cae feriado, pleno invierno.

A veces cuesta salir de la camuchi. Pero a partir de ahora, no va a volver a suceder.

También sabemos que le pidió a la Jefa 14 audiencias y nunca lo atendió. Seguro que fue un malentendido. Lo que pasa es que a veces las telefonistas no le pasan los mensajes. Pero tranquilo, ya las despedimos a todas.

Reconocemos que en el momento del anuncio, los diputados kirchneristas estuvieron flojitos al negarse a interrumpir la sesión legislativa para saludar su designación y escuchar en vivo su discurso. Nosotros sabemos que el Papa es el Papa, pero usted también entienda que Julián Domínguez es Julián Domínguez. Además la sesión no podía suspenderse, en cambio a Usted lo podíamos ver a la noche en los editaditos que hace la falange oficial de propaganda neofascista. Y de última, está en YouTube.

Con respecto a toda le legión de kirchneristas que andan desesperados buscando fotos suyas con algún milico del Proceso, quédese tranquilo que ya los frenamos. Paramos la búsqueda porque en cuanto abrimos los placares se nos vinieron encima las fotos de Timerman con Videla, las de Él con los militares de Río Gallegos, las de Alicia como funcionaria del Proceso, y todas las fotos de Boudou en la UCeDé, cuando la UCeDé apoyaba los indultos y reivindicaba la lucha antisubversiva. Tema terminado. Quemamos todas las fotos y si te he visto no me acuerdo, ta?

Además si se fija bien, ya frenamos a los compañeros que de entrada amagaron maltratarlo. Cada tanto se nos escapa alguno como D’Elía que dijo “Francisco es el nuevo intento del Imperio para destruir la unidad latinoamericana” … pero hay que entenderlo, es un pensador moderno. De todos modos no le vamos a dar más bola. Es más, mañana tempranito vamos a suspender el plan “Antisemitismo para Todos”.

Sea comprensivo y tenga misericordia. Al kirchnerismo con Su Santidad le está pasando lo mismo que a esas familias que se pasan la vida maltratando a un cuñado y un día el tipo se saca la lotería.

También le pedimos que no le guarde rencor a Boudou por haber dicho a fin de año que “el documento de la Iglesia no le importa a nadie”. Fue sin querer, lo que pasa es que con las Fiestas, el lechoncito adobado, la sidra, el vittel toné y los turrones, uno termina diciendo boludeces. Pero es un buen muchacho. Cuando usted venga vamos a ir a cenar todos juntos y va a ver que es un jodón bárbaro. Y sus amigos, ni le cuento.

Sabemos que ya está planeando una visita a la Argentina. Avise con tiempo así lo organizamos bien. Va a ser la manifestación más grande de la historia. Justo en un año electoral. Seguramente usted va a querer dejar un mensaje de amor, concordia, y contra la pobreza y la corrupción. Qué alegría.

¿Lo podríamos dejar para después de octubre?

Para cuando empieza el tiempo lindo y los primeros calorcitos. En invierno hace frío. ¿Qué necesidad?

Con lo que tenemos un pequeño problemita es con los rankings. Usted sabe que hasta el miércoles pasado, el hincha de San Lorenzo más famoso era Tinelli. Ahora pasó a ser el segundo, lo cual no tiene ninguna importancia. El problema es que el cabezón también era el segundo argentino más influyente del país y ahora pasó a ser el tercero. Eso tampoco tiene ninguna importancia porque el verdadero problema es que la que estaba primera ahora está segunda y no sabemos cómo decírselo. ¿Hay alguna chance de que por un tiempo, Usted use otra nacionalidad? ¿Tiene pasaporte italiano? Hasta que ella se acostumbre, vio?

De todos modos, el martes vamos a andar por allá. Vamos todos. Es más, lo llevamos a Alfonsín y a Lorenzetti como muestra de cuánto queremos a la oposición y a la Justicia. Somos muchos en el avión, pero de última los ponemos en la bodega. También van algunos pibes de La Cámpora. Ya nos avisaron que no se puede escupir a los líderes del imperialismo y la sinarquía internacional desde los palcos de la Basílica de San Pedro. ¿Papelitos y globos de Clarín Miente tampoco? Después queríamos ir a la Capilla Sixtina a cantar la marchita, ¿habrá algún problema? Si no, no se preocupe, está todo bien. En todo caso, la próxima. No va a faltar oportunidad.

Tenemos un asuntito más, a ver si nos puede ayudar. ¿Vio que frente a Usted hay que arrodillarse o hacerle una reverencia y besarle el anillo? Le explico, la Compañera Jefa no está acostumbrada a esas cosas. No es por nada, pero ella tiene algunos problemitas con la autoridad, la Constitución, la Justicia, la división de poderes, la República.

Le cuesta aceptar algo por encima de ella, vio?

¿Se podrá hacer una excepción? ¿Podemos decir que anda con lumbalgia? O por ahí cuando ella se acerca, antes de que se agache, usted la frena y le dice “tu no, hija mía”, así usted queda como un duque y nosotros zafamos. Si no, el vuelo de regreso va a ser un martirio y cuando lleguemos a Buenos Aires va estar hecha una furia, va a hablar dos horas por cadena nacional, va a hacer un desastre. Ya la conocemos.

Por último le queremos pedir un favorcito. Ahora que usted va a andar por adentro del Vaticano… ¿No nos haría la gauchada de escanearnos ese parrafito que dice que los papados son de por vida? De curiosos nomás. Por ahí nos sirve. Sin apuro. Cuanto tenga un ratito libre, Su Santidad.

viernes, 15 de marzo de 2013

La Verdad fue enterrada antes que Hugo Chávez

La Verdad fue enterrada antes que Hugo Chávez

Articulo del diario Alerta Total – http://www.alertatotal.net
Por Jorge Serrão 
serrao@alertatotal.net

Tal vez por esquizofrenia, deficiencia mental o falta de carácter, aquellos que piensan y actúan de manera torpe, radicalóide y sin ética, haciéndose llamar socialistas, comunistas, fascistas, nazistas, etc., acostumbran atentar contra la Verdad – definida como realidad universal permanente. Pero los bolivarianos exageraron en la dosis de la mistificación en el manejo de la muerte del mito Hugo Chávez Frías.


En los medios diplomáticos y en el área de inteligencia militar argentina circula una información clasificada 1-A-1 sobre los procedimientos ante y post fúnebres del Presidente y revolucionario inventor de la República Bolivariana de Venezuela. La revelación explosiva es que el cuerpo exhibido, bajo total sigilo y seguridad, en una super-urna sellada, no es de un ser humano normal, deformado por un terrible cáncer. El cadáver seria un muñeco de cera. El simulacro de un Chávez “embalsamado”.


El sorprendente descubrimiento de que el cuerpo en el faraónico féretro bolivariano no correspondía a Hugo Chávez original, fue de la “Presidenta” de Argentina Cristina Kirchner. La gran amiga de Chávez estaba prevista para hacer el mas emocionado discurso político del velorio. Sin embargo, Cristina se sintió engañada al momento en que llegó cerca del difunto. Se quedó tan indignada y molesta que arregló una disculpa improvisada para volver urgentemente a su país – dejando incluso sin cola al presidente uruguayo José Mujica, quien junto con ella vino a Caracas.


La explicación explosiva para el regreso súbito de Cristina es relatada por la inteligencia militar argentina. Cristina tuvo un shock emocional cuando se vio involucrada en la farsa bolivariana montada para el velorio de Chávez. No pudiendo creer lo que sus ojos le mostraban, Cristina designo una oficial ayudante-de-orden para que investigase, de inmediato, si ella no estaría ante una “broma de mal gusto con la muerte de alguien que le era muy querido”.


La oficial argentina interpelo un alto-miembro del Ejército personal de Chávez – (debe referirse a la Guardia de Honor) quien prácticamente confeso la tramoya: allí no estaba el cuerpo original del amado comandante. La militar transmitió la información inmediatamente a Cristina – quien se impactó. Salio refunfuñando del Velorio para el hotel, avisando que ya no haría el discurso para un muñeco. El presidente impuesto de Venezuela, Nicolás Maduro, intento convencerla que hiciera lo contrario, sin éxito. Cristina regresó volando a casa.


La Presidenta Dilma Rousseff, que llevaba al ex presidente Luiz Inácio en brazos, fue informada del incidente. Dilma y Lula dieron una breve mirada a la urna de Chávez, conversaron rápidamente con los presentes, y también se marcharon lo mas rápido posible – alegando cosas urgentes a ser resueltas en Brasil. Siguiendo el ejemplo de Cristina, no quisieron participar de la farsa completa de la sepultura de aquel que era el líder operacional-militar del Foro de São Paulo (organización que reune a las izquierdas revolucionarias, guerrilleras o simplemente gramcistas en América Latina y el Caribe).

A parte del cuento del “muñeco de cera” – una versión completamente no-oficial de las exequias de Chávez -, todo en torno a su muerte suena como una gran farsa, digna del mas cínico y mentiroso socialismo bolivariano que transformo a Venezuela en un país en descomposición política, económica y social. Todo indica que Hugo Chávez ya vino muerto de Cuba – donde murió no de problemas directamente relacionados al sarcoma que sufrió metástasis.

Lo que se lleva a Chávez realmente de este para otro mundo fue una brutal infección clínica, que le detonó sus pulmones. Tal hecho jamas será admitido oficialmente, ya que la leyenda-dogma comunista prescribe que la isla perdida de los hermanos Castro tiene “una de las medicinas mas avanzadas del mundo”. En caso de que se hubiese tratado en Brasil – como lo hicieron Dilma, Lula y el ex-presidente paraguayo Fernando Lugo -, Chávez podría estar "vivinho da silva"... Mala suerte para el que el Hospital Sírio-Libanês no acepto recibir sus millones para tratarse, sin la transparencia y en “secreto socialista”, de su grave caso médico.

Otro hecho que la inteligencia de los Estados Unidos ya dejó muy evidente en los medios diplomáticos. Chavez murió, probablemente, a comienzos de enero. La prolongación mentirosa de su vida fue apenas una tramoya para permitir la inconstitucional toma de pose de Nicolás Maduro, mediante la creación de mega drama popular en torno a la fanaticada por la “salvación” y cura del bien amado mito Chávez. El problema para el régimen venezolano es que el atraso en la revelación de la verdad contribuyó para que afloraran las mentiras ....

La tendencia política en Venezuela es de victoria electoral del presidente impuesto Nicolás Maduro, en las elecciones marcadas para el 14 de abril. Pero la temporada de peleas internas y traiciones entre los bolivarianos es apenas una cuestión de poco tiempo. A pesar de haber sido chófer profesional de autobús, antes de caer en el mundo fácil de la vida sindical, prácticamente sin trabajo, Nicolás no está maduro para ser líder de la revolución bolivariana. Chávez es insustituible. Y como un mito nunca muere, debe hacerles sombra a Maduro – quien tendrá que soportar las presiones de la oposición, en natural crecimiento, y las traiciones y rebeliones internas que deben surgir principalmente en el área militar venezolana (en franca división y conflicto entre Ejército y Marina).

El socialismo bolivariano ha implocionado a Venezuela. La demagogia ha seducido al electorado pobre o al mas miserable – siempre la masa maleable de maniobras de toda la Historia. Pero las clases media y alta de Venezuela comen del pan que Chávez amasó. La moneda de lana – el bolívar – vale tanto cuanto la verdad para los ideólogos socialistas. La crisis de desabastecimiento de productos básicos es alarmante. La inflación totalmente fuera de control. El desempleo solo aumenta. La estatal petrolera PDVSA opera en régimen de in-eficiencia La plata de los petro-dólares es utilizada mas para demagogias que para inversión en infra-estructura real. 


Las instituciones venezolanas se encuentran en descomposición. El Poder Judicial es una completa desmoralización. El Poder Legislativo una pieza manipulada por el Ejecutivo autoritario e arbitrario. La ingerencia ideológica de elementos del aparato represivo cubano en el gobierno bolivariano es un fenómeno políticamente dantesco. El nivel de corrupción venezolano es para darle envidia al mas grosero "mensalero" en Brasil. Venezuela tiene hoy todo lo peor que puede tener un país del tercer mundo, subdesarrollado, lleno de desigualdades y donde explota una onda de violencia sin perspectiva de control.


La situación venezolana poco afecta a Brasil. Los problemas concretos son apenas dos. El chasco de PDVSA en la alianza con Petrobrás en la sobre-facturada refinería Abreu e Lima, en Pernambuco, aun lejos de que salga del papel. El otro rollo son los préstamos que se pierden de vista del BNDES bodeguero para las grandes constructoras brasileras realizar mega-obras – también sobre-facturadas – en tierras bolivarianas. Por lo demás, Venezuela tiene relación comercial pequeña con Brasil.


Una previsible caída del régimen bolivariano – que es cuestión de poco tiempo – puede generar un efecto cascada (sin ambigüedades) entre los países afectados por el cáncer ideológico e ideocrático del Foro de São Paulo. La primera víctima de una post-derrocada Venezuela debe ser Argentina – donde las cosas van de mal en peor aun en la gestión de Cristina. Cuba también debe tener aun mayores problemas si la casa bolivariana se desmorona. El resto entra en el tradicional “efecto orloff” (una vodka que se hizo famosa con el lema publicitario “yo soy, tú mañana”).


La prematura muerte del comandante Chávez costará muy caro a los regímenes de democra-dura y capi-munismo del Foro de São Paulo. La metástasis política ya comenzó, con muchos tumores políticos entrando en fase de implosión. Resta apenas esperar para ver como la mezcolanza cancerosa se transformará en papilla dañada por las mentiras comuni-zantes.


Menos mal que no existe mal que dure por siempre o que nunca acabe... Reflexionemos sobre la representación de la imagen falsificada de Hugo Chávez (dibujo en el tope de este articulo) para que constatemos que todo, tanto lo malo y lo especial, siempre tiene un final..........

jueves, 14 de marzo de 2013

¿Quién es el “perro” Verbitsky?



¿Quién es el “perro” Verbitsky?

Por Agustín Laje (*)


Probablemente le resulte familiar el nombre de Horacio Verbitsky. Quizás lo tenga por su rol de director del diario ultrakirchnerista Página 12; quizás por presidir desde el año 2000 hasta la fecha el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) financiado por la Fundación Ford; quizás por su veintena de libros publicados; quizás por ser considerado por muchos analistas políticos como la verdadera cabeza detrás del kirchnerismo; o quizás, posiblemente, por el reciente dictamen de la Sala I de la Cámara Nacional de Casación Penal que absolvió a Verbitsky por un atentado ocurrido en 1976 en el que murieron 23 personas, cuando éste integraba el área de inteligencia de la organización terrorista Montoneros, autora del operativo de marras.

¿Pero quién es en concreto este personaje de oscuro pasado y protagónico presente, formador de opinión pública e ingeniero ideológico del kirchnerismo?

Horacio Verbitsky es periodista de profesión. Sus primeros trabajos periodísticos, empero, distan de manera significativa de su actual discurso pretendidamente democrático. En efecto, tal como denunció en Ambito Financiero (23/7/98) Fernando Nadra, Verbitsky “ascendió de redactor a Jefe de Redacción de ‘Confirmado’, cargo que ocupaba cuando la revista contribuyó abiertamente al derrocamiento del presidente Arturo Illia en 1966”. Al año siguiente, otro de los primeros trabajos de los que quedan registro fue nada menos que una participación como columnista de la revista La Hipotenusa, dependiente de la Secretaría General de la Presidencia del gobierno de facto del General Onganía. Eran tiempos en los que el hoy ilustre periodista de Página 12 percibía sus haberes de la “Revolución Argentina”.(1)

El joven Verbitsky tuvo sus primeros contactos con la política de la mano de su padre Bernardo, quien lo inició en sus relaciones con el Partido Comunista Argentino (PCA). Ni lento ni perezoso, no obstante, Horacio fue girando hacia posiciones trotskistas para finalmente incorporarse en las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP) a principios de 1970, junto al escritor Rodolfo Walsh, con quien entablaría una fuerte amistad y admiración intelectual.(2)

En el período en el que Verbitsky y Walsh integraron las FAP, numerosos atentados fueron perpetrados por esta organización en el país. A modo de ejemplo, el 29 de septiembre de 1970 se asaltó al Banco Alemán Trasatlántico de El Palomar, donde se robaron 15 millones de pesos; el 30 de septiembre de ese mismo año se atentó con bomba en la secretaría de Vivienda de la Nación; el 22 de enero de 1971 se robaron 5 millones de pesos del Banco de Galicia, sucursal Bánfield, asesinando un policía en el atraco; el 29 de julio de ese año se ultimó en Córdoba al mayor Julio Sanmartino; el 22 de enero de 1973 se acabó con la vida de los sindicalistas Julián Moreno y Leopoldo Deheza, en Lanús, entre otras muchas acciones guerrilleras a la sazón ejecutadas por esta organización armada.

No deja de ser una curiosidad advertir que Verbitsky, al tiempo que engrosaba este tipo de grupos, trabajaba en el hoy tan detestado diario Clarín. Lo cierto es que su matrimonio con Laura Sofovich, hija de Bernardo Sofovich, secretario de comercialización del matutino, le abriría las puertas a un trabajo que ocuparía hasta 1973. Como dato de color, cabe rememorar que en septiembre de 1973 Sofovich será secuestrado por organizaciones terroristas subversivas que le obligarán a publicar solicitadas revolucionarias en Clarín.

A principios de 1973 tanto Walsh como Verbitsky pasaron a integrar la banda Montoneros, que ya se había consolidado como la organización armada de mayor relevancia de (supuesto) signo peronista y venía absorbiendo a las demás. Pronto serían designados, con alto rango en la jerarquía militar guerrillera, en una de las áreas más importantes de la organización: el área de inteligencia.

Explica el periodista Carlos Manuel Acuña que la función de inteligencia comprendía tareas específicas como “detectar aquellas personas pasibles de ser secuestradas y con capacidad de pago; el desarrollo de una política de intimidaciones sobre personas, grupos, sectores o empresas; sobornos y chantajes; estudios y análisis previos al cometido de asesinatos para establecer los réditos políticos; similares tareas para realizar atentados de todo tipo y finalmente, la evaluación y obtención de informaciones destinadas a establecer la viabilidad de ataques y copamientos y la oportunidad de realizarlos”.(3)

Poco después del famoso secuestro de los hermanos Juan y Jorge Born en 1974, por el que Montoneros recibió la suma de 60 millones de dólares, Horacio Verbitsky, cuyo nombre de guerra ya era “el perro”, habría sido el responsable de organizar el traslado del dinero hacia Cuba en tandas de 5 millones de dólares. El fiscal Juan Martín Romero Victorica tomó en su momento el caso.

Existen varios atentados montoneros en los que según variadas fuentes Verbitsky habría tenido participación intelectual o, inclusive, como jefe de operaciones. Uno de ellos ocurrió el 15 de marzo de 1976, cuando un explosivo detonó en la playa del Edificio Libertador, provocando la muerte de Blas García e hiriendo a 17 militares y 6 civiles. Los ex montoneros Rodolfo Galimberti y Juan Daniel Sverko aseguraron ante la Justicia que el hoy ultrakirchnerista Horacio Verbitsky había sido el conductor del operativo en cuestión.

El otro atentado de magnitud que involucra a Verbitsky es el que acaba de ser considerado prescripto por la Cámara Nacional de Casación Penal, cometido el 2 de julio de 1976 por José María Salgado, un montonero que había sido dado de baja de la Policía pero conservaba la placa. Así pues, aquel día se infiltró uniformado en el comedor de la Superintendencia de Coordinación Federal y dejó un artefacto compuesto por 9 kg de trotyl y 5 kg de bolas de acero tapado con su sobretodo, que en menos de veinte minutos provocaría la muerte de 23 personas y 66 heridos tras volar el lugar en mil pedazos. Rodolfo Walsh había sido la mente maestra detrás del plan, y Verbitsky habría tenido también participación desde el área de inteligencia en el atentado de mayor magnitud de la historia argentina después del de la AMIA.

En el año 1977 Horacio Verbitsky se alejó de Montoneros para acercarse, tal lo aseguran algunas fuentes como el ya citado Fernando Nadra, a las propias Fuerzas Armadas. Una prueba fulminante en este sentido es su colaboración en el libro “El poder aéreo de los argentinos”, que editó el Círculo de la Fuerza Aérea en 1979. Escrito por el comodoro (R) Juan José Güiraldes, el nombre del ex montonero ilustra la primera página de la obra en donde se le agradece su aporte.

Muchos son los ex guerrilleros que señalan a Verbitsky como un traidor o “doble agente”. Indican, en efecto, que sobre 62 integrantes conocidos que pasaron por el área de inteligencia montonera, el único que sobrevivió y ni siquiera resultó detenido, es llamativamente Horacio Verbitsky, el mismo que trabajaba para Cuestionario, para el medio de Onganía La Hipotenusa, y finalmente colaboraba en una publicación de la Fuerza Aérea. Algunos cuantos años más tarde desde Página 12 se convertirá en el periodista predilecto de Néstor Kirchner y, poco después, de su esposa.

Adentrarnos en el pasado de ciertos personajes que hoy mueven los hilos del poder político en la Argentina, como es el caso de Verbitsky, contribuye a una compresión más ajustada de la aveces desconcertante dinámica del presente. Permite ver de dónde vienen, y hacia donde van tales personajes; y, por añadidura, de dónde viene y hacia dónde va nuestro país.

El perro Verbitsky ha pretendido darnos a todos los argentinos lecciones de memoria y Derechos Humanos durante mucho tiempo ya; pues redoblemos su apuesta y exijamos memoria, pero completa e imparcial; Derechos Humanos, pero sin anteojeras ideológicas ni intereses políticos.

(*) Tiene 23 años y es autor del libro “Los mitos setentistas”.
www.agustinlaje.com.ar | agustin_laje@hotmail.com | @agustinlaje

Notas:

(1) Acuña, Carlos Manuel. Verbitsky. De La Habana a la Fundación Ford. Buenos Aires, Ediciones del Pórtico, 2003, p. 150.
(2) Ídem, p. 148.
(3) Ídem, p. 143.

sábado, 9 de marzo de 2013

Comunicado del diario “La Nación” a sus trabajadores

GRAVE: Comunicado del diario “La Nación” a sus trabajadores

by mediosyopinion

Como ustedes saben, desde comienzos de febrero los supermercados y las cadenas de ventas de electrodomésticos dejaron, en forma conjunta, de publicar avisos en la edición impresa de La Nación, en otros diarios de circulación nacional y en los canales de televisión abierta nacionales. Esta sorpresiva medida se habría originado en una reunión convocada el día 4 de febrero por la Secretaría de Comercio a la que asistieron las más importantes empresas del sector y en la que, después de anunciar el congelamiento de precios por el término de 60 días, se habría solicitado a los representantes de las empresas que suspendiesen sus campañas publicitarias durante ese período en los medios de comunicación nacionales. El virtual “cepo publicitario” y sus efectos colaterales comenzaron rápidamente a impactar en nuestro negocio, incluyendo al diario y a las revistas, lo que ya genera una significativa pérdida de ingresos. Si bien la información de la que disponemos es que tanto el congelamiento de precios como la indicación de no publicar avisos se mantendrían hasta el próximo 31 de marzo, no podemos descartar la posibilidad de que estas medidas sean extendidas. De ser este el caso, las pérdidas generadas a nuestra empresa aumentarían muy considerablemente.
Asimismo, estimamos que el cepo publicitario, que implica un desconocimiento sobre el aporte de la publicidad al desarrollo de la actividad económica, terminará causando un deterioro en las ventas, la rentabilidad, la recaudación impositiva, y el empleo en las empresas afectadas y entre sus proveedores. Decisiones de este tipo, inesperadas y totalmente ajenas a nuestro control, comprometen seriamente el normal desenvolvimiento de la empresa ya que, como ustedes saben, la venta de publicidad es, por lejos, el principal ingreso que la sustenta. Esto profundiza la situación que se viene dando en los últimos años, producto de la decisión del gobierno nacional de discriminar a La Nación respecto de otros medios en la asignación de pauta publicitaria oficial. Con la misma transparencia con la que describimos y compartimos esta situación, queremos comunicarles que la misma nos obliga a analizar y a prepararnos para implementar un conjunto de medidas que nos permitan atenuar las consecuencias económicas que nos toca enfrentar. Esas medidas, en las que ya estamos trabajando, estarán focalizadas en cinco áreas:
  • Explorar la generación de fuentes alternativas de ingresos.
  • Reducir costos y gastos así como postergar inversiones.
  • Preservar el normal desenvolvimiento del diario y las revistas
  • Preservar la estabilidad laboral para todos los empleados.
  • Preservar el vínculo con nuestros lectores y con nuestros anunciantes y sus agencias.
Agradecemos el poder contar, como ha ocurrido en el pasado, con la colaboración y comprensión de todos ustedes para llevar adelante este conjunto de medidas. Ante todo, queremos transmitirles la confianza de la Dirección de S.A. La Nación en que juntos podremos superar esta difícil situación de manera exitosa.
Directorio S.A. La Nación
Comité Ejecutivo S.A. La Nación

Algo más que un líder autoritario



Por Beatriz Sarlo  |  Para LA NACION
Chávez interpela a las democracias de la región porque las obliga a preguntarse por sus promesas incumplidas. La pobreza, la injusta distribución del ingreso, son problemas que el cesarismo plebiscitario no soluciona, pero sí pone al descubierto
07.03.2013 | 00:00

Es demasiado sencillo enterrar a Chávez en el catafalco de los líderes autoritarios, como un representante más de América latina en toda su tipicidad. Quedan varias cuentas por hacer antes de dejarlo allí.
La primera es la del pasado político venezolano anterior. Chávez no es inmotivado . Tampoco es el primer presidente de Venezuela que despilfarra la renta petrolera; no es el primero que esboza planes suntuosos que quedan a mitad de camino, olvidados, cubiertos por la ocurrencia siguiente. No es el primero que usó esa renta en el corto plazo, discurseando sobre el futuro sin darle bases más sólidas.
La segunda cuenta requiere no repetir, en el juicio sobre Chávez, los rasgos sumarios de sus propios pronunciamientos ni la grandilocuencia sin fisuras de sus gestos. Nos ponemos rápidamente de acuerdo: no le interesaba la lógica republicana. Pero Chávez fue algo más que un militar vuelto líder carismático que despreció las libertades clásicas. Su historia, desde que conoció, como cadete, al nacionalista peruano Velazco Alvarado, el presidente de la reforma agraria, trae anuncios desde el comienzo. No fue un recién llegado al escenario, que se transforma a medida en que se consolida. Anunció lo que llegaría a ser. Chávez fue, además, un caudillo militar y usó al ejército no sólo como instrumento de un golpe, sino también como sostén de su expansiva fuerza territorial. En esto se diferencia de otros líderes de América latina, en primer lugar de Evo Morales, de Correa y deNéstor Kirchner , que se sostuvieron con fuerzas de otro origen.
Su poder se extendió demasiado, pero su popularidad no resultó solamente de un vasto parque de artefactos publicitarios y del adoctrinamiento de masas. Su imagen no se construyó sólo a expensas de la libertad de prensa. No tuvo contemplaciones con esos derechos, pero no lo votaron como consecuencia de que los limitó cuantas veces pudo. Como muchos de los actuales presidentes de América latina, usó el aparato estatal y el dinero público para imponerse. Estos dirigentes han aprendido que el Estado es la máquina que construye su poder. La larga saga del exilio de Perón, esos 18 años de proscripción, hoy es inconcebible. La ocupación del Estado y la incontrolada disposición de sus recursos son la clave de bóveda del poder, la matriz donde se reproduce.
El tercer punto a considerar: la hegemonía cultural y política del chavismo cambió, probablemente para siempre, la relación de los sectores populares con los gobiernos en Venezuela. En un nivel simbólico, Chávez aseguró su representación: se identificaron con el líder como no se habían identificado con los dirigentes anteriores, aunque éstos fueran más respetuosos de las instituciones. Podrá decirse, con razón, que uno de los dramas latinoamericanos es la escisión entre la institucionalidad política y la experiencia de que esa institucionalidad no es el instrumento que responde más rápido a necesidades reales. Ésta es una cuestión abierta; sobre ella, la Argentina escribe también un capítulo, con su propio estilo. De allí al desprecio por las instituciones hay solo un paso.
Frente a Chávez, la democracia debe preguntarse una vez más qué sucede con sus promesas incumplidas. Entender a Chávez no implica justificarlo. Y es también una tarea mucho más difícil que la sencilla identificación que pasa por alto todo. Exige aceptar y corregir que, en la mayoría de los países sudamericanos, la democracia no ha persuadido de que es un régimen capaz de superar los límites que le plantean la pobreza y la injusta distribución del ingreso, la violencia (que en Venezuela perduró y se agravó durante el chavismo) y la destitución en la vida cotidiana. Éstos son los problemas de la democracia que el cesarismo plebiscitario no soluciona, pero pone trágicamente al descubierto. Los señala, los utiliza como bandera de transformación y como excusa demagógica, les da reconocimiento, los malversa, los desordena, los ataca y, al mismo tiempo, los deja persistir.
Hugo Chávez fue, además, un caudillo de carisma agobiante y arrollador (su simpatía, su voz, la munificencia de su oratoria rica en maldiciones, imprecaciones, vocativos de fuego y amenazas). A diferencia de otros líderes populistas, su relación con la tradición histórica de América latina fue intensa y peculiarmente íntima. El adjetivo "bolivariano" no era, en su caso, una mención escolar; mostraba el deseo de inscribirse en la larga duración histórica. No se trata de medir ahora la versión de Chávez sobre esa historia, sino la fuerza que buscó en un linaje que arrancaba en las guerras coloniales y llegaba a hombres que sólo él recordaba en la vorágine superficial del discurso político: Sandino, Prestes. La relación de Chávez con estos hombres era vital. Se sentía uno de ellos.
Esto no mejora su autoritarismo, pero indica que su temple estaba atravesado por vetas auténticas del pasado y rayos de novedad. Fue el último antiimperialista a la vieja usanza. Y el primero de una fila de líderes que practicaron un antiimperialismo que, influido precisamente por un error arcaico, no les permitió distinguir los conflictos planetarios del presente. En Chávez estuvieron esas dos almas. La de la renovación de un discurso latinoamericanista que agonizaba después del fracaso autoritario de la revolución cubana y la de un antiimperialismo viejo y nuevo, que lo llevó a sus incursiones diplomáticas en Irán.
Durante todos los años que gobernó, la oposición no estuvo a su altura. Esto no convierte a ningún gobierno en aceptable ni justifica sus errores. Pero simplifica la foja de sus responsabilidades, sin eximirlas. Oponerse a un líder carismático que ocupa sin fisuras todo el Estado vuelve imprescindible un gran potencial político que incluya el reconocimiento inteligente de las causas que lo han sostenido allí. Por supuesto, tampoco sus herederos tienen una tarea sencilla por delante. Ellos enfrentan el dilema de una repetición imposible, precisamente por las razones que hicieron de Chávez el hombre que los dirigió hasta ayer. Y que hasta ayer los mantuvo unidos. La herencia puede separarlos.
© LA NACION.

miércoles, 6 de marzo de 2013

Los secretos de Chávez




Ya no hay misterios y la  del  Hugo Chávez dejó de ser un “secreto de estado”. Muerto el hombre nace la leyenda y empezarán a ser más valiosos sus secretos.
Algunos enigmas -como lo que nunca dijo o confesó- se los llevó al otro , pero en éste ya empieza a conocerse lo que Chávez pensó que nunca nadie sabría. Ahora que falleció será oportuno revelarlos.
De los secretos de Hugo Chávez hablarán aquellas personas que fueron parte de su afecto, pero también tendrán necesidad de descubrir el misterio aquellos que se consideraron sus enemigos. Igualmente hablarán quienes quieran sacar provecho, gloria o reconocimiento, o negociar información por perdón.
Después del duelo
Tras los elogios, los  y el duelo se hablará más claramente de cómo y dónde murió, quiénes estuvieron con él y cuánto duró su agonía. En cuestión de días el mundo conocerá de la desesperación ante el dolor de Chávez el hombre.
Se confirmará que no pudo tomar ninguna decisión de gobierno, y que tampoco fue capaz de procesar información si estaba sedado y comprometido tras las complicaciones que siguieron a la  del 11 de diciembre de en La Habana, Cuba.
Ya se dudó de lo que dijo Nicolás Maduro aquél sábado 23 de febrero cuando aseguró que el comandante había tenido una reunión de trabajo de cinco horas, y que estaba “muy enérgico”. Para comenzar, el mismo gobierno informó de la cánula y del persistente problema respiratorio que lo tenía sin aliento. Antes de eso se dudó de la firma roja en documentos aprobados por el enfermo en la capital cubana.
Y el secreto de las fotos con sus hijas habría sido un programa de manipulación de imágenes conocido como “photoshop”.
Después del miedo
Desaparecido el temor se sabrá que Chávez vivió sus últimos días como todo paciente que -presintiendo su muerte- deja de prestar atención a los asuntos terrenales. En los momentos en que se le pudo mantener despierto o consciente, lo único en que podía pensar era en su debilidad.
Chávez habría entrado en el decaimiento típico del paciente terminal. Lo confirmará la ficha médica que tarde o temprano trascenderá; allí se leerán las anotaciones del equipo médico que le atendió en Cuba y en Venezuela.
En materia económica se conocerá otra verdad. Saldrán a decirla los “socios” y “prestamistas” que reclamarán lo suyo, y entonces se sabrá de lo “ocurrente” del fallecido mandatario para endeudar a su país, para ofrecer en garantía lo que no era suyo, para pedir un préstamo a China que se paga y se seguirá pagando con petróleo.
Después del llanto
Del endeudamiento y la falta de recursos saben los venezolanos que recorren pasillos de mercados y supermercados con anaqueles que gritan desabastecimiento, aquellos que además vieron su sueldo reducido por la devaluación de su moneda.
Los venezolanos saben que desde hace meses algo extraño pasa en el país de la riqueza; una nación que vende cada barril de petróleo a más de cien dólares. Entre los secretos  más recientemente conocidos está el que Venezuela dejó de ser una de las economías más fuertes del continente.
Cuando empiece a pedírseles rendición de cuentas, ministros y funcionarios tratarán de minimizar responsabilidades argumentando que primero siguieron instrucciones del caudillo y más tarde de quienes hablaron por el moribundo.
Entre lo que digan unos y otros -incluyendo a algunos gobiernos y gobernantes- no todo será malo, pero algunas cosas parecerán “peores”. Habrá detalles personales, familiares colectivos y de estado.
Después del silencio
Se hablará de mujeres y amantes y además de secretos de amor, se conocerá de traiciones, de negociaciones y de dinero, de espionaje y terror. Se leerá de los miedos y obsesiones de Chávez, de lo que se aprovecharon muchos y del miedo y obsesiones de otros de quienes Chávez se aprovechó.
Para ofrecer a la historia cuenta de lo sucedido, se seguirán publicando más imágenes y documentos de los 14 años de gobierno; ya en los medios sociales se han dado a conocer imágenes de abril del 2002 cuando el presidente “negociaba” con militares su salida del poder y pedía inmunidad y millones. También se han publicado mensajes de texto más recientes atribuidos a una de sus hijas en el primer post operatorio en Cuba; el del 2011.
De los secretos de Chávez necesita conocer el país que lo reeligió, el pueblo que creyó en la frase “estoy curado” con la que inició la campaña electoral del 2012. La transparencia post-mortem permitirá al pueblo “chavista”  analizar si en las próximas semanas deben entregarle el poder al entorno íntimo del fallecido gobernante.
Por: Elizabeth Cotte