Google+ Followers

Mostrando entradas con la etiqueta Bandera con Pañuelo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Bandera con Pañuelo. Mostrar todas las entradas

viernes, 22 de abril de 2011

TAPAR EL SOL CON UN PAÑUELO

 

El viejo refrán reza: Tapar el sol con un dedo, ahora el escritor Jose Pablo Feinnmann, propone quitarle el Sol a nuestra enseña patria, y que sea reemplazado por el Pañuelo que simboliza a las Madres  y Abuelas de Plaza de Mayo.
Muchos son los argumentos para el cambio, habla que con esta bandera se reprimio en la Patagonia a los obreros de las Estancias (Ver La Patagonia Rebelde ) a los pueblos originarios,  a los indios en la Campaña del Desierto, durante la revolución Libertadora y en el Cordobazo.

Seguramente el autor de esta idea, relaciona al sol de la misma, con ese tan odiado Ejército, posiblemente desconoce que en Agosto de 1985 el parlamento argentino promulgó una ley en donde el Sol de Mayo (o llamado también "Sol de Guerra") debía figurar en todas las banderas argentinas. Esto quiere decir que la bandera con sol ya no es exclusiva de organismos oficiales, buques y edificios de las Fuerzas Armadas. Antes de esta ley, "la bandera con sol" sólo era utilizada en instituciones oficiales, de ahí que muchas personas sigan creyendo equívocamente que existen dos tipos de banderas diferentes, una militar y otra civil.
José Pablo Feinnmann es un señor que tiene odio hacia toda expresión que no concuerde con su pensamiento, el odia a la generación del 80, al centenario, a los Estados Unidos e Inglaterra, el odia, no se le cae de la boca la palabra imperialismo y oligarquía, no es distinto a esa gran cantidad de ANTIS que abundan en nuestro país.
Tengo que reconocer que algo cambio, el en los 70 soñaba con una bandera roja, con la hoz y martillo, por lo menos el pañuelo blanco simboliza una causa justa, aunque seguramente este seria el primer paso, después  pedirá  el logo del che y Nestor, para finalizar con una inscripción que diga NUNCA MENOS
Mientras tanto cobra muchísimo dinero que le pagamos entre todos los argentinos, por lo menos, los escritores Gorilas, según el, como VARGAS LLOSA, VIVEN DE SU OBRA LITERARIA, y del premio Nobel,  distinción  que seguramente JPF jamás ganara.