Google+ Followers

Mostrando entradas con la etiqueta Gilgamesh el Inmortal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Gilgamesh el Inmortal. Mostrar todas las entradas

martes, 22 de octubre de 2013

Historietas para Nostalgicos

Estas historietas dejaron una marca en millones de lectores, despues de varios dias de trabajo termine de subir varias de ellas.
Algunas están en formato jpg, otras en cbr, las cuales podran visualizar con el Gon visor, o cambiar de cbr a rar.
El enlace de descarga esta al final del post, que lo disfruten.

Mafalda: Enlace a Mega:

https://mega.co.nz/#fm/A0VmXAwL



Gilgamesh el Inmortal es una historieta creada por el dibujante argentino Lucho Olivera (1942 - 2005), basada en la antigua leyenda sumeria de un hombre que busca la inmortalidad de los dioses. Pertenece al género de ciencia ficción y fue publicada a partir de junio de 1969 por la Editorial Columba.

Originalmente fue un capítulo unitario, pero debido al pedido de sus lectores, se continuó escribiendo. Después de realizar durante un tiempo los guiones, Olivera dejó la tarea de escribirlos en manos de Sergio Mulko, quien, con el seudónimo de Leo Gioser, ahondó en la psicología del personaje, rozando la metafísica y el esoterismo. Esta primera parte se escribió entre los años 1969 y 1975, y consta de 33 capítulos, la mayoría en blanco y negro. En el año 1980 la serie fue reescrita por el guionista Robin Wood (capítulos 1 al 66), luego por Ricardo Ferrari (capítulos 67 al 138) y finalmente por Alfredo Julio Grassi (5 capítulos mas), siempre con los dibujos de Olivera, ahora a color.

Argumento: Gilgamesh el Inmortal cuenta la historia de un joven príncipe que crece 3000 años antes de Cristo en la antigua ciudad de Uruk (Mesopotamia) y cuestiona el porqué debe morir. Todo parece ir bien excepto porque el rey comienza a adquirir extraños hábitos nocturnos, durante el día pasa la mayor parte del tiempo encerrado en su torre experimentando con la alquimia y durante la noche se para en la cima del templo a contemplar las estrellas. Una de tantas noches, cansado del engaño de los que se dicen sabios, cansado de experimentar y buscar una cura para la muerte, Gilgamesh sube a la cima del zigurat y pregunta a los dioses por qué debe morir, en ese momento ve una estrella fugaz pasar sobre su cabeza y estrellarse en la lejanía del desierto.
El rey sube a un caballo y se dirige al lugar del impacto. Lo que descubre lo sorprende. Encuentra una nave espacial y se introduce en ella. Allí encuentra a un ser de otro planeta, más precisamente de Marte, llamado Utnapishtim quien le revela que proviene de un mundo donde los seres no mueren porque su tecnología ha llegado a un nivel superior. Gilgamesh le pide el secreto de la inmortalidad a cambio de curarle las heridas. El extranjero acepta. Una vez curadas las heridas, Utnapishtim le pide que atraviese un portal de luz y le anuncia que ya es inmortal. Antes de marcharse la criatura le advierte que un día llegará a odiar la inmortalidad y que ese día deberá buscarlo en las estrellas para que él le regale la muerte. Gilgamesh le pregunta "¿cómo te encontraré?", la criatura la responde "tendrás millones de años para desarrollar el método para encontrarme".
Gilgamesh abandona el cráter desde donde la nave acaba de despegar y duda de lo que le ha dicho Utnapishtim. Sólo se percata de ello cuando un conjurado le atraviesa el pecho con una flecha y ve que no le ha matado. Gilgamesh exclama a los cielos "¡Soy inmortal!" y comienza una odisea sin fin en la que vivirá innumerables aventuras en distintos lugares y tiempos. Conocerá a personajes ficticios como Nippur de Lagash, Drácula, y reales como Hitler y Freud. A partir de este momento la vida de Gilgamesh estará marcada por la soledad y el desconcierto, el héroe reflexiona sobre lo absurdo de la existencia humana (repleta de guerra y muerte) y al mismo tiempo debe lidiar con el rechazo que recibe de parte de todos los mortales a los que aterra por su naturaleza [wikipedia].

Idioma: Español.
Editorial: D'artagnan
Guion: Lucho Olivera, Sergio Mulko, Robin Wood, Ricardo Ferrari, Alfredo Julio Grassi
Dibujo: Lucho Olivera



Nippur de Lagash es una serie de historieta argentina creada por Robin Wood (guionista) y Lucho Olivera (dibujante) y publicada entre 1967 y 1998. Su protagonista le debía su nombre a la antigua ciudad Sumeria de Nippur, donde sus padres habían nacido, y luego adquiriría el epíteto de Lagash cuando abandona su ciudad, Lagash, en un exilio forzado.
Estaba basada en parte en personajes históricos y mitos famosos de la Edad Antigua, sucediendo principalmente en la Sumeria del IV milenio a. C. y en la región histórica del Creciente Fértil, donde se considera que se originó la revolución neolítica en Occidente y que se corresponde con parte de los territorios del Antiguo Egipto, el Levante mediterráneo y la Mesopotamia.
Fue una de las historietas más populares y es de las más recordadas en la historia de su país, considerándosela un hito fundamental en su género.




El Eternauta es una historieta argentina de ciencia ficción creada por el guionista Héctor Germán Oesterheld y el dibujante Francisco Solano López. Fue publicada inicialmente en Hora Cero Semanal de 1957 a 1959. Tuvo gran cantidad de continuaciones («secuelas») y reediciones, y tanto la historia original como la mayor parte de las continuaciones han sido objeto de frecuente análisis y controversia.
En 1969 Oesterheld creó una nueva versión de la historia original junto a Alberto Breccia, y luego una segunda parte, El Eternauta II, con Solano López; ambas obras tienen un tono político más agresivo que el de la historia original. Oesterheld fue desaparecido por el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional (dictadura militar), tras finalizar el guion de la segunda parte. Posteriormente a su desaparición otros autores crearían continuaciones, como la tercera parte de la serie y Odio cósmico, mientras que el dibujante Solano López crearía, conjuntamente con Pablo Maiztegui, El mundo arrepentido, El regreso, La búsqueda de Elena.


Patoruzú, creado por Dante Quinterno en 1928, es uno de los personajes más importantes e influyentes de la historieta argentina. Nacido como personaje secundario en dos tiras cómicas de corta vida, el cacique Patoruzú —el último de los tehuelches, a los que los conquistadores españoles habían visto en su momento como gigantes dotados de fuerza prodigiosa— obtuvo en poco tiempo su propia historieta, que daría origen a la revista homónima, uno de los grandes hitos del humor gráfico en Argentina.
Quinterno dibujó historias originales intermitentemente durante casi cuarenta años, y las reimpresiones fueron numerosas. Desde los años '40 y años '50 del siglo XX se transformó en uno de los íconos de la cultura popular argentina.
La identidad de Patoruzú sufrió varios retoques durante los primeros años. Comenzó como un personaje humilde, taciturno e ignorante, a cargo de un tutor porteño de más educación; las historietas iniciales emplearon este contraste para destacar la paralela diferencia de actitudes entre el malicioso tutor, que daría eventualmente lugar a otro personaje duradero, Isidoro Cañones, y el bondadoso e ingenuo aprendiz tehuelche. Sin perder la esquemática contraposición moral, Quinterno retocaría posteriormente la historia, transformando a Patoruzú en un poderoso aunque benévolo estanciero. Su generosidad con el dinero y la avaricia de los malvados sería las más de las veces el eje de la dinámica de las historias. Desde el comienzo contó con una fuerza prodigiosa, que se complementaría en el transcurso de su evolución con otros sentidos y habilidades sobrehumanos, en especial la fiereza, super velocidad y el olfato.

ENLACE A MEGA:  https://mega.co.nz/#F!tkVSUISC!Yd_3jjiRB_1guoUsJrxVoQ

Dejen un comentario de ser posible