Google+ Followers

sábado, 28 de mayo de 2011

El Pañuelo no se Mancha

Fue su hijo del Corazón, después que salio de la Cárcel, al cumplir la condena por asesinar a sus padres, con la complicidad de su hermano siempre estuvieron juntos, se convirtió en el apoderado y mano derecha de los negocios de su madre adoptiva, aquella que perdió dos hijos en los años de plomo de la ARGENTINA.
Pero algo se rompió, algunos dicen que se peleo duramente con su hermano cómplice del asesinato de sus padres, otros comentan que fue su nueva madre adoptiva que lo echo de su lado, por manejos poco claros en la Fundación, que recibe muchísimo dinero de parte del GOBIERNO, PARA LA CONSTRUCCION DE VIVIENDAS, aparte de donaciones de todo el mundo.
Mucho se habla de este hijo del corazón, se lo asocia al lavado de dinero, el haber comprado propiedades muy costosas, y de poseer un botecito, que no es de remos precisamente.
Ante estas acusaciones, su enérgica madre no quiso hablar, y se despacho ante los periodistas con un :Se a que vienen, no voy a hablar de puterio.
Hay legisladores y periodistas que desde hace bastante tiempo, dejan entrever que hay muchas anormalidades en los negocios de la fundación, pero debido al desinteresado apoyo de Mama, para con EL, su otro hijo, y ahora con ELLA, es difícil que se investigue.
Lo lamentable es que esta situación, es aprovechada por aquellos que quieren menguar la responsabilidad de los secuestros, torturas y desapariciones, y seguramente dirán que una de sus principales figuras critica desde la primera hora, esta inmersa en un acto de corrupción.
Seamos realistas, Mama se equivoco en dar su apoyo incondicional a EL y ELLA, a cambio de espacio periodístico, dinero, reconocimiento a sus hijos desaparecidos, hacer aparecer su ideología como una opción libertadora,además de tener a su lado a un ex detenido, por ser autor de un crimen atroz, de todo esto en algun momento Mama deberá hacer una auto critica, y darle una explicación a la justicia, y al resto de las otras Madres.
Porque en definitiva, el Pañuelo no se Mancha.

3 comentarios:

Fresia Robinson dijo...

Disculpen lo que voy a decir;pero es mi constumbre decir lo que pienso: el "pañuelo" estça demasiado manchado. La Sra Bonafini hoy no es La Madre, sino una rica empresaria. Tiene una Fundaciçon y, hasta una Universidad, en la que se otorgan tçitulos truchos: en 7 meses se puede ser Lic, abogado, Asistente Social, Prof Superior,todos tçitulos de Grado. NK en Sta Cruz la echço, diciendole "vieja loca", cuando se diço cuenta de que mostrarse al lado de Las Madres sumaba, se uniço a ellas. No me extraña que Schoklender, haya comedido los delitos de los que se lo acusa: en distitos medios se pueden ver las fotografçias de sus yate, casa en un Country con 19 hab y 14 baños, lo cual no lo hace3 nimalo, ni repudiable: a no ser porque gana casi 5.000 pesos solamente y no hay que olvidar que matço a sus progenitores. Si bien las Fundaciones no dependen del Estado, la de Las Madres recibe elevadas sumas del Estado Y ESO DEBE IMPORTARNOS.
Por lo demas, bello el post y muy bien escrito. Perdon x las faltas de ortografia: es internet quien no permite ponerlos. Felicitaciones y un abraxo.

Almita dijo...

Mi mirada, es otra.
Juntá a dos hijos que supuestamente mataron a padre y madre y fueron infantiles víctimas de abusos reiterados.
Juntalos con una mujer que perdió a sus hijos en las peores circunstancias.
Hacé con los 3 un núcleo duro de resistencia a otros problemas y/o situaciones.
Nada podía salir bien, desde el vamos eran tantas las compensaciones a hacer que no eran arduas, eran casi imposibles.
Más allá cómo esto se resuelva, es una mezcla tan exótica y extraña que nadie puede predecir nada.
Saludos.

Ariel Corbat dijo...

DOLOR DE MADRE -cuento breve de una tragedia-




Al fondo del último recoveco, en las profundidades de su conciencia, la mujer fue arrinconando apretadamente el mayor de sus rencores. Durante mucho tiempo pudo esconderlo de todos. Salvo, claro, de sí misma. En la soledad más absoluta nunca derramaba lágrimas, por ellos solamente insultos. Su sombra era el mudo testigo del modo en que encorvaba la espalda para sacar desde muy hondo todas y cada una de las palabrotas. Y a veces ni siquiera palabras, secos e impiadosos sonidos guturales lacerando el agrio repudio de la sangre. El dolor fue sincero, ¿cómo no serlo?, la mentira anidaba en la razón de tan grande aflicción. Se aferró al pañuelo como un blanco de amnesia, para olvidar todas las manchas, aquellos mocos que ella misma les sonaba. Y lo lavaba para que se viera más limpio. Pero la traición... ¿de qué forma perdonarles la traición? Porque no fue sólo que se alzaron contra la Patria al ensangrentar la tierra queriendo arriar la bandera que los vio nacer. Otras madres de hijos igualmente ganados por la misma causa del odio se dejaron caer en la vergüenza al entender que intentando borrar la historia del país y arrasar sus símbolos, tradiciones y libertades lo que en verdad querían era matar a sus padres. Al fin de cuentas eso es la Patria, la tierra de los padres. Ella se negó a verlo, pero lo vio antes de cerrar los ojos. Esos hijos escupieron en la cara de sus progenitores que la sociedad que les legaban era mierda, tan mierda que merecía ser aplastada bajo la opresión de un trapo rojo. Todo se debía destruir, las leyes, las costumbres y hasta los afectos para dar paso a un hombre nuevo. Un hombre nuevo que no tendría nada de hombre, pero sí mucho de bestia y autómata.

No pudo soportar sentir semejante vergüenza por haber engendrado esos hijos. ¡Asesinos!, gritó. Y hubo quienes mal creyeron que insultaba a los matadores de su prole. Nunca entendieron el profundo dolor de madre traicionada. El deseo de venganza atronaba día y noche entre sus sienes. A toda hora vociferaba la furia que le arremolinaba el ánimo.

Entonces cierto día conoció a un convicto parricida, y al fin halló el modo de consumar su venganza.

- Hijo, hijo mío -le dijo.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
http://www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López